Estado de Morelos

MORELOS

Las manifestaciones más remotas de la presencia del hombre en el estado, están en el horizonte Arcaico que finalizó 1500 años a.C.
En el horizonte Clásico (200 - 900 d. C.), la agricultura representó un papel primordial, el principal cultivo era el maíz y los pueblos realizaron grandes construcciones de carácter religioso, dejando de ser villas para ser señoríos, como Chimalacatlán, Tepoztlán, Yautepec, Jiutepec y Chalcatzingo.
En el período Epiclásico (600 - 900 d. C.), Xochicalco floreció. En esta ciudad, entre otros acontecimientos, se convocó a un congreso de astrónomos con el fin de ajustar el calendario. Cuando Xochicalco vino a menos, en el horizonte Postclásico (900-1521 d. C.), se militarizó la sociedad y arribaron a Morelos los toltecas y chichimecas. Con la declinación del pueblo tolteca llegaron paulatinamente desde el norte siete tribus nahuas.
Los tlahuicas, una de esas tribus, llegaron al estado y fundaron sus primeros señoríos en Yecapixtla, Tlaquiltenango y quizá Ocuituco.
En el actual Morelos sobreviven varias evidencias de esa cultura, como el centro ceremonial de Teopanzolco y la zona arqueológica del Tepozteco entre otras.
Para 1520 lo que actualmente es Morelos estaba dividido en siete cacicazgos: Cuauhnáhuac, Tetlámatl, Xiuhtepec, Tepoztlán, Yautepec, Totolapan y Yecapixtla.
La conquista española del estado empezó al rendirse Ocuituco. En marzo de 1521, Cortés manda al capitán Gonzalo de Sandoval y somete a Oaxtepec y Yecapixtla, entrando por Chalco.
Cortés llega al estado por Totolapan y conquista Cuernavaca el 13 de octubre de 1521.
En 1523, durante una de las visitas a Cuernavaca, Cortés en Tlaltenango funda la iglesia de San José que pone a cargo de los franciscanos, introduce agua y edifica la primera hacienda azucarera.

A continuación presentamos unos de los lugares más emblematicos del bello Estado de Morelos

Xochicalco

Tepoztlan

Anenecuilco

Cuautla